sociedad Hace 5 dias

Los dolorosos recuerdos de las víctimas centroafricanas de los "Banyamulenge" de Bemba

AFP

Bangui (República Centroafricana) (AFP) -

"Se llevaron a dos de mis hermanas y las mataron". En Bangui, Ghislain Bertrand Bouanga recuerda las redadas de los "Banyamulenge", las milicias del congoleño Jean-Pierre Bemba, absuelto y puesto en libertad el martes por la Corte Penal Internacional (CPI).

"También mataron a mi madre y se llevaron todo lo que había en la casa. Ataron a mi hermana pequeña, le dieron latigazos y la violaron (...)" rememora este hombre, 16 años después de los hechos.

El martes, la CPI puso en libertad "bajo condiciones específicas" al exvicepresidente congoleño Jean-Pierre Bemba, quien había sido absuelto el viernes en apelación de crímenes de guerra y contra la humanidad 

Entre octubre de 2002 y marzo de 2003, Bemba acudió en ayuda del presidente centroafricano Ange-Félix Patassé para poner fin a la intentona de golpe de Estado del general (y futuro presidente) François Bozizé. Los milicianos "banyamulenge" de Jean Pierre Bemba cometieron durante más de un mes atrocidades en la capital centroafricana.

- "La CPI no vale nada"-

"La CPI no vale nada" afirma Ghislain, quien teme que esta decisión facilite la impunidad de los jefes de guerra de país, cuyo territorio es apenas controlado por el Estado y donde los grupos armados combaten para controlar recursos e influencia local.

"Creemos que (la CPI) está alentando a los criminales, los grandes criminales como Ali Darassa (jefe del grupo armado Union por la paz en Centroafrica), Noureddine Adam (jefe del grupo armado Frente popular de Centroafrica) y los 'comzones' (comandantes de zona, jefes de guerra locales). Todos ellos matan, saquean, violan (...) ¡y luego se dirá que no con culpables!" exclama, enojado.

En la memoria de varios habitantes de Bangui ha dejado un rastro siniestro la intervención de los combatientes del Movimiento de Liberación del Congo (MLC) de Jean-Pierre Bemba, que se convertiría en 2003 en vicepresidente de la República Democrática Centroafricana (RDC) y luego derrotado en la elección presidencial de 2006 por Joseph Kabila.

"Cuando los Banyamunlenge llegaron a nuestra casa (...) violaron a mi hija. Empecé a llorar, pero otros vinieron y me violaron a mí. Cuando se interpuso mi marido, lo mataron a él" cuanta por su lado Marie (el nombre ha sido modificado).

Hace años que la mujer no había hablado de su calvario.

- No hay cólera -

Hoy, la mujer quiere olvidar y no alberga cólera alguna contra el CPI: para ella, y para otras víctimas entrevistadas por la AFP, Jean-Pierre Bemba no es responsable, pues no estaba presente en el momentos de los hechos.

"Es culpa del comandante de los 'Banyamulenge' en  Bangui y no de Bemba. Bemba nunca vino aquí. Es la persona que dirigía aquí quien debía vigilar a sus hombres" explica Joséphine (nombre cambiado), otra mujer violada por los combatientes del MLC.

Nelly (nombre cambiado), también víctima de violación, comparte esta opinión, pero desearía sin embargo ser indemnizada: "Si Jean-Pierre Bemba es consciente de lo que nos pasó, tiene que indemnizarnos por las violaciones y los saqueos".

Jean-Pierre Bemba, rico empresario convertido en un señor de la guerra, fue condenado por la CPI en primera instancia en 2016 a 18 años de cárcel por los crímenes de guerra cometidos por su milicia MLC en la República Centroafricana (RCA) entre octubre de 2002 y marzo de 2003.

Llevaba una década detenido. El viernes pasado la Cámara de Apelación concluyó por mayoría que Bemba no puede considerarse responsable penalmente de los crímenes cometidos por las tropas del MLC durante la operación efectuada en RCA.

AdChoices