noticias del mundo Hace 1 semana

Ultraderechista holandés Wilders pide que se aplace su juicio en apelación

AFP

La Haya (AFP) -

El líder ultraderechista holandés Geert Wilders, conocido por sus posiciones antimusulmanas, denunció una "caza de brujas" y pidió que se aplace su juicio por discriminación e incitación al odio, este jueves en su primer día de proceso en apelación.

El diputado fue declarado culpable de discriminación en 2016 por haber prometido en un mitin electoral en 2014 "menos marroquíes" en Holanda.

El líder del Partido por la Libertad (PVV) fue entonces absuelto del cargo de incitación al odio y no recibió ninguna condena.

En la apertura del proceso en apelación, en medio de grandes medidas de seguridad este jueves ante un tribunal cerca del aeropuerto de Schiphol, la defensa pidió el aplazamiento de la audiencia, al comparar las palabras de Wilders con las de otro diputado, que no fue encausado por la justicia.

Alexander Pechtold, jefe de fila de los demócratas miembros del gobierno de coalición, había dicho en febrero que "nunca encontró a un ruso que corrigiera sus errores", tras la dimisión del ministro holandés de Exteriores, acusado de mentir sobre una reunión con Vladimir Putin.

Tras interponerse 40 querellas, especialmente de holandeses de origen ruso, la fiscalía decidió no encausar a Pechtold por discriminación, asegurando que sus palabras contribuían al debate público.

 - "Proceso justo" -

"Las palabras de Pechtold y las de Wilders son jurídicamente comparables. Si uno es imputado el otro debe serlo también", declaró Geert-Jan Knoops, abogado del diputado de extrema derecha.

Geert Wilders, líder de la oposición al gobierno liberal de Mark Rutte, había pedido a sus militantes en un mitin si querían "más o menos marroquíes en su ciudad y en Holanda"

Ante una muchedumbre que gritaba "¡menos, menos, menos!", Wilders -que se declara en cruzada contra la "islamización" de su país- había respondido, sonriendo: "Vamos a ocuparnos de ello".

Después, unas 6.400 querellas fueron interpuestas por ciudadanos y organizaciones.

Knoops pidió a los jueces que se aplazara el juicio en apelación "para permitir a la justicia interrogar a los denunciantes" y al "fiscal que decidió no encausar a Alexander Pechtold".

Geert Wilders, presente este jueves en la sala de audiencias, tras haber estado ausente en la casi totalidad de los debates de primera instancia, "tiene derecho a un juicio justo", prosiguió la defensa.

Los jueces se pronunciarán posteriormente este jueves sobre un eventual aplazamiento del proceso, según la televisión pública NOS. 

- Incitar a discriminar -

"El carácter incendiario de las declaraciones (de Geert Wilders) incitó a otras personas a discriminar a personas de origen marroquí" había declarado el juez Hendrik Steenhuis al leerse la sentencia en 2016.

Los jueces estimaron sin embargo no tener "suficientes pruebas" para condenar al diputado por incitación al odio.

Tanto la defensa como la fiscalía recurireron la sentencia.

El juicio en primera instancia había reforzado la popularidad del controvertido diputado entre sus electores, en un contexto de victorias populistas en Europa y tras la victoria de Donald Trump en Estados Unidos.

En la campaña de las legislativas de 2017, Wilders prometió que, si llegaba a ser primer ministro, cerraría mezquitas, así como las fronteras de su país, y prohibiría la entrada a migrantes procedentes de países nusulmanes

AdChoices