economía Hace 1 semana

La deuda griega aportó 7.800 millones de euros a los bancos centrales

AFP

Fráncfort (AFP) -

Las obligaciones de deuda griega compradas por los bancos centrales de la zona euro les generaron 7.800 millones de euros de ingresos por concepto de intereses entre 2012 y 2016, según el Banco Central Europeo (BCE).

El destino de este monto, reveló el martes una carta del presidente del BCE, Mario Draghi, dirigida al eurodiputado griego Nikolaos Chountis, es en parte misterioso, en tanto el Eurogrupo había inicialmente prometido devolvérselo a Grecia.

Es una cuestión política que "concierne a los Estados miembros de la zona euro", y no al BCE ni a los bancos centrales nacionales, subraya Draghi en su misiva.  

Por decisión del Eurogrupo, en febrero de 2012, estos países habían primero "transmido a Grecia por medio de una cuenta separada" los montos "equivalentes a la parte obtenida por sus bancos centrales en la cartera de las obligaciones griegas", explica el presidente del BCE.

Pero, Atenas nunca recibió una parte de los 7.800 millones de euros de beneficios obtenidos sobre los aproximadamente 35.000 millones de euros de títulos soberanos griegos comprados hasta 2011, en el marco del programa conocido como "SMP".

Paralelamente, el Estado griego recibió los intereses obtenidos en el marco de un programa de compra de títulos propios del Banco nacional del país (ANFA). Pero, el banco central heleno afirmó este miércoles a la AFP "no disponer de cifras".

El comisario europeo para Asuntos económicos, Pierre Moscovici, afirmó el 6 de setiembre pasado que 4.300 millones de euros habían sido transferidos a Grecia entre 2012 y 2016, en el contexto de los programas SMP y ANFA, sin distinguir entre ambos.

Pero sólo en los años 2013 y 2014 ingresaron transferencias de Estados miembros que no fuera la propia Grecia, precisó, en tanto que los otros (2015 y 2016) conciernen a sumas pagadas por el Banco de Grecia a su gobierno.

Para complicar aún más el tablero, un monto de 1.800 millones de euros a título del año 2014 continúa bloqueado en la cuenta de secuestro (retención de depósito), creada en 2012 en el seno del mecanismo de auxilio MES para reembolsar directamente los plazos de la deuda colosal del país. Bajo condición de que el país se comprometa al mismo tiempo a realizar importantes reformas económicas esperadas por sus acreedores públicos.

Este arreglo "toma y daca" estalló en pedazos en junio de 2015, cuando el Eurogrupo decidió congelar las transferencias de beneficios vinculados al programa SMP, en plena pulseada con el primer ministro griego Alexis Tsipras.

Ante los esfuerzos realizados por el nuevo gobierno griego, el Eurogrupo anunció en junio pasado que reanudaría la transferencia de los beneficios a Atenas, pero remontándose en forma retroactiva solamente hasta comienzos de 2017. 

AdChoices